Tejer con los dedos. Fàcil y divertido, no hay niño o niña que se pueda resistir. Podéis usar un lápiz para guardar el tejido y que puedan continuar haciéndolo después.

Tejer con los dedos. Fàcil y divertido, no hay niño o niña que se pueda resistir. Podéis usar un lápiz para guardar el tejido y que puedan continuar haciéndolo después.